martes, 19 de septiembre de 2017

Demasiado Tarde



Quizás fue tuya la culpa. Tal vez fue toda mía.
 Tuya por no haber sido  fuente para mi sed.  Mía,  por no haber sabido esperar.   Que se yo. 

 Lo cierto es que hoy navego en dos mares diferentes.   Y  no se si reír o si llorar.   A veces la vida es así;   Nos tira al suelo  una y otra vez hasta cambiarnos. 

Y hoy te miro y siento rabia.  Rabia por no haber escuchado los gritos de mi corazón.   Rabia por no haber sabido ser la persona capaz de alimentar esta alma hambrienta que día a día agonizaba  de amor  solo por ti.    Y siento rabia conmigo misma;  pero mucha rabia. Porque quizás esperaba demasiado de alguien que no tenia nada para dar.  Y esperaba que fueras el hombre aquel que pusiera punto final a mis noches de desvelo.     Que me abrazaras y me besaras aun sabiendo que  eras un ser sin  alma,  ni  pasión,  ni corazón. 

  Y yo solo quería que me miraras,  porque  si me hubieses mirado hubieras  visto las lágrimas rodar por mis mejillas.  Y te hubieras percatado de mis brazos vacíos y mi  cuerpo desnudo de tus besos.  Pero no me miraste.  No viste aquel dolor,  aquella tristeza que en mi angustia siempre  acompañaba  con un poco de alcohol.   No me viste sufrir.   No te percataste de mis ojos enrojecidos y cansados de buscarte.    Y no fuiste la miel que endulzara mi amarga existencia.  

Ohhh,    Al fin me miraste.   Ya es demasiado tarde....

jueves, 13 de abril de 2017

Una noche de Primavera

Lloran los grillos en el campo.  Se esconden las flores  detrás de los dolores.  Unas paredes blancas y dos fríos guantes  esperaban con ansias el fruto de aquel error.  En medio del silencio se escuchan los lamentos de una mujer  sin consuelo.  Ella solo ansiaba soltar  aquella carga que por nueve meses la vida le impuso.   Y mientras la lluvia caía  un ángel esperaba con ansias  a  dos ojitos  inocentes para sembrar en ellos el don de llover.   Y aquel pequeño corazon que muchos llamaron error,  se sostenía de un solo Amor.  Del único que desde antes de formarse  la amo.  

El  momento parecía eterno,  como eternas serian  las noches de soledad y tristeza que tendría que abrazar.  


Al fin la luz se anunciaba.  El corazón se aceleraba.   Llego la hora.   No entendía lo que estaba sucediendo,  pero pudo ver una luz.   En ese instante   unas manos le tocaron y  escucho una voz que le dijo:  Ya te tengo en mis manos.   Y comenzó el frió.  Por primera vez  tuvo miedo.  Y un torrente de emociones agitaban  aquel  corazón que se empeñaba en latir.  


Un noche de  primavera Dios quiso que yo naciera.  Y la verdad es que no se si celebrar o llorar;  Pero doy gracias al Señor porque aunque  algunos no desearon mi  nacimiento  fueron las manos  de El las que me recogieron aquella noche lluviosa  y su amor el que me esperaba para cumplir en mi  Su Maravilloso Plan.  Ya voy a cumplir  51  años  de  estar en las mejores manos.  


Doy gracias a  Dios porque  ha sido fiel a aquella Palabra,  y Su Propósito se cumple día tras día en este corazón que  hoy solo late por El.




Jackie

domingo, 27 de noviembre de 2016

La mente es un hermoso Jardín


En el Jardín de la mente,   donde los sueños nacen.   Allí donde florece la calma  y las estrellas gritan.   Donde muere lentamente la luna y crece la esperanza .     Donde brillan los fracasos y disimula la vergüenza,   Se acurruca la mas dulce canción a la existencia. 

   Allí donde la paloma hace su nido y la serpiente lo rodea.   Donde los proyectos duermen y las ideas mueren,  yace una  niña asustada con las manos atadas.   Allí donde siempre canta el ruiseñor  de la ilusión.    En ese  lugar en  donde se  guardan los anhelos se escucha el vaivén de las olas regalando poesías y  robando sonrisas.   Allí  vigila el eco del silencio atormentando los días y seduciendo los  miedos.   
Es ese lugar un Taller de Sorpresas,  un Cajón de Promesas  y un Jardín de Tristeza.

miércoles, 28 de mayo de 2014

No estoy lista



Quizás ya es el tiempo de que sea aquella Mujer que Tu quieres que sea.   Tal vez  han sido suficiente los exámenes reprobados, los caminos andados... los sueños degollados. 

..No.. Aun no estoy lista.

 Porque aun siento que algo me falta.   Porque aun mi  corazón tiembla ante los gritos de mi alma y mis pies  prefieren el camino fácil aun sabiendo que las espinas terminaran hiriéndome sin piedad.  

 Aun siento que mi corazón late a toda prisa en busca de aquellos brazos que cuando niña nunca sentí.    Aun mi mente corre acelerada en busca de aquellas respuestas...  y se detiene en aquel camino oscuro tratando de recordar en donde empezó mi dolor.

No, no estoy lista...

Porque  aun el miedo me paraliza y en ocasiones una nube negra  oscurece mi cielo y no me permite ver mas allá de mi aflicción. 




domingo, 4 de mayo de 2014

Nadie sabe


Hay días cuando piensas tantas cosas. Y quisieras que todo fuera diferente. Que por una vez en tu vida el cielo cambiara de color y pudieras ver esa Luz que tantas veces soñaste...
... pero no pasa nada...


Todo sigue igual. 


Y en un descuido vuelves a resbalar en aquellos pensamientos que poco a poco te van arrastrando a aquel lugar de soledad.

Y allí comienzan las preguntas... No debería pasar, porque ayer dijiste que ibas a ver la vida con ojos diferentes. Que nada te iba a robar la Paz. Y dijiste que ya nunca mas viajarías por esos rincones oscuros del alma en donde se esconden tantos recuerdos de un pasado triste. Tu corazón te dice que no debes permanecer allí por mucho tiempo, así es que decides mirarte al espejo, secarte las lágrimas, y sonreír.
Después de todo.... Nadie sabe realmente todo el dolor que a veces llevamos por dentro.. ... Solo Dios lo sabe.. Por eso nos entiende.