lunes, 24 de junio de 2013

Demasiado tarde...

Tal vez fue tuya la culpa. Quizás fue toda mía. Tuya por no haber sido  fuente para mi sed....  Mía,  por no haber sabido esperar.   Que se yo.  Lo cierto es que hoy navego entre dos mares diferentes.   Y yo no se si reír o si llorar.   A veces la vida es así.   Nos golpea contra la pared una y otra vez.  Y hoy te miro y siento rabia.  Rabia por no haber escuchado los gritos de mi corazón.   Rabia por no haber sabido ser la persona capaz de llenar esta alma sedienta que día a día agonizaba  de amor  solo por ti.    Y siento rabia conmigo misma;  pero mucha rabia.   Porque quizás esperaba demasiado de alguien que no tenia nada para dar.   Y esperaba que fueras el hombre aquel que pusiera punto final a mis noches de desvelo.      Esperaba que me abrazaras y me besaras aun sabiendo que  eras un ser sin  alma,  ni  pasión,  ni corazón.   Y yo solo quería que me miraras,  porque  si me hubieses mirado hubieras  visto una lágrima rodar por mis mejillas.  Y te hubieras percatado de mis brazos vacíos y mi  cuerpo desnudo de tus besos.  Pero no me miraste.  No viste aquel dolor,  aquella tristeza que en mi angustia siempre  acompañaba  con un poco de alcohol.   No me viste sufrir.   No te percataste de mis ojos enrojecidos y cansados de buscarte.    Y no fuiste la miel que endulzara mi amarga existencia.     Ahhh,    Al fin me miraste.   Ya es demasiado tarde....


9 comentarios:

Darío dijo...

Pienso que a ciertas cosas que llegan demasiado tarde, es mejor no buscarle culpables, y si, vivirlas como un ciclo terminado.
Un abrazo.

Emilio Manuel dijo...

"Ya es tarde" o cualquiera de sus pequeñas variaciones, son frases que me producen urticaria, creo que nunca es tarde para nada, siempre puede haber una segunda oportunidad, solo morir no tiene opción.

Un abrazo.

Élys dijo...

As vezes a vida nos faz sofrer e buscamos culpas...O importante creio é tentar esquecer o que passou e viver no presente de forma a fazer um futuro melhor.
Beijos,

Pakiba dijo...

Como dice Emilio,solo morir no tiene opción.


Abrazos.

antonioe dijo...

querida amiga... desamor, añoranza... desvelos de lo que pudo ser y no fue... pero quizá no fue verdadero ese amor... o lo descubrió muy tarde
besos.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

"Hoy que te hago tanta falta ya es muy tarde, lamentablemente te he olvidado"... Cantaba Rocio Durcal.

Un abrazo.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Ya estoy aquí, de nuevo.
He estado estos días de viaje y, a la vez, descansando. En proximas entradas ya os iré contando...
El día 1 de Julio comenzaré de nuevo con mis Publicaciones en poesiayvivencias...
¡¡¡Gracias por estar siempre ahí!!!
Descansar bien que nos queda una buena caminata hasta Santiago de Compostela.
Abrazos.

AMALIA dijo...

No hay culpables. Son las cosas de la vida pero aunque la nostalgia quede en el corazón, hay que seguir adelante con nuevas ilusiones.

Un beso.

Loli Salvador dijo...

No te encierres en defender lo que está cerrado a la vida, seguro que vas a encontrar una esencia real más libre y liviana de lo que crees.
Un abrazo, amiga.